5 mar. 2012

COCO CHANEL

Hoy quiero rendir mi particular homenaje a una figura mítica de la moda: Coco Chanel.

Gabrielle Bonheur nació en el orfanato de Saumur el 18 de agosto de 1883. Hija de una enferma de tuberculosis y un vendedor ambulante que abandonaba el hogar durante largas temporadas. Cuando tenía doce años su madre fallece y su padre la abandona en el hospicio de Obazine, donde las monjas le enseñarían a coser. Estos comienzos tan duros de su vida marcarían profundamente el carácter de Coco,

«Durante mi infancia sólo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida, aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Sólo el orgullo me salvó».

De una gran personalidad, con belleza sensualmente discreta, femenina y menuda figura, pelo corto casi varonil, nada la detuvo cuando en 1905 resolvió convertirse en cantante de un cabaret, oficio que ejerció durante tres años y que la introdujo en el mundo del divertimento y las relaciones sexuales pasajeras.

Comenzó su carrera en el año 1909, diseñando sombreros en París, y un año mas tarde con el apoyo económico de su amante, Boy Capel, logró abrir su tienda en la calle Cambon nº 21, con el nombre “Modas Chanel”, que posteriormente cambió a “Gabrielle Chanel” y que hoy en día es simplemente “Chanel”. Actualmente esta tienda sigue funcionando y es el corazón del imperio Chanel.

Convirtió el uniforme del orfanato, el vestido negro, en todo un clásico de la elegancia. Rompió los corsés y desplumó los sombreros para imponer un nuevo estilo en el que lujo y elegancia significaban sencillez y libertad de movimientos.

En la década de 1920 lanzó un mítico perfume, Chanel Nº5, siendo la primera diseñadora que lanzaba un aroma y en la década siguiente aparecieron sus primeros cosméticos, una pequeña línea compuesta de lápiz de labios, colorete y polvos translúcidos.

En los años 50 era toda una celebridad, entre sus clientas se encontraban Brigitte Bardot, Catherine Hepburn, Jackie Kennedy, Elizabeth Taylor, Grace Kelly o Marilyn Monroe. Su joyería de fantasía, mezcla de piedras preciosas y metales baratos, perlas, cadenitas a la cintura, sus trajes sastre, los broches de C entrelazada y las camelias son los estandartes de una mujer que se hizo a sí misma, que forjó su propia fortuna y que revolucionó la manera de vestir de las mujeres del siglo XX.

Tuvo muchos amantes pero ningún marido, deslenguada y dueña de un imperio murió sola en su habitación del Hotel Ritz el 10 de enero de 1971 en París, cuando se encontraba embarcada en la preparación de su nueva colección.











 





  Mi homenaje a Coco Chanel







8 comentarios:

  1. Tuva una vida realmente dura, pero su legado es para siempre.
    Precioso el homenaje.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Coco Chanel, me parece una mujer admirable.
    Me encantó conocerte, espero que la próxima vez pueda quedarme más tiempo.
    Te sigo desde YA!!
    Besos.
    Sandra
    http://chic-chikilla.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Una mujer con carácter que sin duda cambió el rumbo de la moda. Me alegra muchísimo haber leído un post como este.

    Besos desde
    http://ovejanegramoda.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. He conocido tu blog a raíz de la quedada blogger de Sevilla a la que asistieron algunas amigas :) te ficho para pasarme a menudo :)

    Besos desde
    http://www.yoavogueytuacalifornia.com/

    ResponderEliminar
  5. Mmuy buena entrada, me encanta Coco Chanel!!!
    Bs.
    www.guapayconestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Adoro a esta mujer!!una gran fuente de inspiración. El tocado es precioso! Besos :D

    ResponderEliminar
  7. Me encanta Coco Chanel, y ¿a quien no?
    Te he conocido a través de guapa y con estilo , tras la quedada en Sevilla.
    Te sigo, te invito a que pases por mi blog y si te gusta, quedate!!
    Besos

    www.mientrasdormiasenmadrid.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...